Bartleby, el escribiente

Quiero dedicarle esta nueva entrada a Nora, amiga de teatro, de la Escuela de Espectadores( Jorge Dubatti).

El autor de este texto es Herman Melville, quien nació en New York en 1819. Nathaniel Hawthorne fue su amigo ( autor de Wakefield ). Melville murió casi olvidado, en New York en 1891. El libro data de 1856. Podemos decir que es precursor del existencialismo y de la literatura del absurdo.

Extraje los fragmentos que ubicaré en este artículo de uno de los textos de la Biblioteca Personal Jorge Luis Borges. Dice éste en el prólogo que en realidad son dos los protagonistas: el obstinado Bartleby y el narrador que se resigna a su obstinación y acaba por encariñarse con él. Aquí van fragmentos:

” una de las indispensables tareas del escribiente es verificar la fidelidad de la copia, palabra por palabra.

Cuando hay dos o más amenuenses en una oficina, se ayudan mutuamente en este examen, uno leyendo la copia, el otro siguiendo el original. Es un asunto cansador, insípido y letárgico. Comprendo que para temperamentos sanguíneos resultaría intolerable. Por ejemplo, no me imagino al ardoroso Byron sentado junto a Bartleby, resignado a cotejar un expediente de quinientas páginas escritas con letra apretada.”

Decirle en ciertos momentos a modo de orden a Bartebly lo que debía hacer, era recibir por respuesta suave y firme de parte de él un preferiría no hacerlo .

Se pregunta el narrador ¿ qué hacer frente a esta respuesta?

Luego continúa en otro párrafo: ” como resultado final, quedó establecido en mi oficina que un pálido joven llamado Bartleby tenía un escritorio que copiaba al precio de cuatro céntimos la hoja ( cien palabras), pero que estaba exento, permanentemente, de examinar su trabajo………………………………….

Y si se le pedía que lo hiciera, se entendía que preferiría no hacerlo, en otras palabras, que rehusaría de modo terminante.”

Espero que estas pocas líneas estimulen a su lectura, ya que para mí es una perlita dentro de la literatura.

 

Anuncios

2 comentarios

  1. nora martinez said,

    29 octubre, 2012 a 17:38

    Hilda!
    Si te interesó el Bartleby de Melville que es una obra perfecta seguramente te interesará Bartleby y compañía de Enrique Vila Mattas
    que gira alrededor de todo lo que significa el preferir no hacer algo, en el caso de una escritor, no escribir.

  2. hilbez said,

    18 diciembre, 2013 a 05:43

    Gracias! Como siempre te digo personalmente en la Escuela de espectadores de Teatro, tus aportes son muy enriquecedores para mí.
    Este que me haces ahora, hace que fluya en mí el interés por leerlo, especialmente si trata de un escritor y sus interrogantes con la escritura.Si no escribís y recomendás este otro texto, yo difícilmente me hubiera enterado de su existencia. Ni el resto de los que miran este blog, tampoco. Te agradezco el colaborar con esta red que intento abrir
    y hacer circular y cuento con tus inteligentes aportes a este blog.
    Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: