“Papá querido”, obra de Aída Bortnik

Un padre ausente y sólo conocido por sus hijos a través de cartas que se enviaban mutuamente Su suicidio reúne a sus 4 hijos. Es la primera vez que se ven y se comunican Lo hacen en esa ocasión.

Me impresiona la manera en que se conocen y todos los diferentes afectos que en ellos aparecen ante la figura de este padre muerto de esta forma.

!Cuantas impresiones, ideas,vivencias, que les ha dejado en esos papeles escritos! Cada hijo lo ha imaginado de otra forma, lo ha vivenciado distinto. Sensaciones de odio, rabia, compasión, dudas, verguenza,, orgullo. Cada uno de ellos tuvo un vínculo distinto con esta figura paterna.

Me pregunto ¿ejerció la función paterna? ¿ se puede hacer no estando presente?

Dicen que no es un padre perfecto, como ninguno lo es. Dicen que los ha programado para ser lo que él deseaba. Les decía que a lo mejor se hacía un viaje y los visitaba. Los dejaba con esa esperanza. Pero nunca sucedió.

El padre les deja una herencia ¿ que sería? porque todo lo dejó para otros. Abren una caja y se encuentran con las cartas que ellos le enviaron.

Todos imaginaron que este padre deseaba para ellos los valores de responsabilidad,libertad, solidaridad, dignidad, justicia y amor. Solidarios y defensores de sus ideas.

Una obra de teatro breve, pero que impacta, provoca distintas sensaciones, conmueve, hace reflexionar sobre la función paterna. Absolutamente recomendable.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: