Cine: EL MAYORDOMO

TEMA GENERAL: algodonales del sur de EEUU .

Algo de lo que ya hablaron todas las criticas, sinopsis: Un niño, Cecil Gaines, ve como se llevan a su madre para violarla, su padre protesta y le pegan un tiro mortal.Todo ante los ojos de todos los trabajadores del lugar. Lo educan para servir a los demás, aprende demasiado bien el oficio, a tal punto que llega hasta la Casa Blanca. Allí verá pasar ante sus ojos y escuchará muchas cosas de Estado, proceso de 8 presidentes, ingresa en 1952. Conocerá la manera de actuar de cada uno de ellos en lo social y político.

TEMAS CENTRALES:

El proceso de conquista de los derechos civiles en EEUU. Quienes más contribuyen son John F, Kennedy, a quien asesinan y Martin Luther King. Movimientos juveniles que se revelan: Freedom rides y las Panteras negras.

Una crítica que leí decía de la no intervención de la psicología, así que me desafiaron a escribir sobre esto.

Otra críticas muy indiferentes hacia el tema. No leí a nadie que hablara de ésto, del tema de la indiferencia en lo social que existe a nivel mundial, creo.

Digo: nadie apreció que en esta película tratan un tema tan importante, al menos para la psicología como es LA DIFERENCIAS GENERACIONALES, mostrándolo en una familia.

Este proceso lo muestra en toda la película. Padres: Cecil y Gloria, dos personajes muy singulares y dos hijos donde se presentan diferencias en ideología y sentimientos. O sea un conflicto fraterno. ¿Se miran las relaciones afectivas que van transcurriendo en esa familia , las dificultades para atravesar tantas frustraciones, dolores y la posibilidad de ser permeables igualmente a los cambios.?

El sentimiento de discriminación, el sentimiento de maltrato entre los seres: “humanos”? La importancia de la diferencia de color de la piel. Que necesidades de apoderarnos del otro, de dominar que tenemos los supuestos seres humanos de nuestra sociedades. ¿ cuándo vamos a mirar dentro de nosotros mismos y ver de que se tratan todos los sentimientos de los que estamos constituidos?Y a partir de allí poder pensar un poco más en que significa ser un ser HUMANO. ¡¡ Que falta de humanidad que se ve en la película: El mayordomo.

Son temas y afectos de todas las épocas, siempre las rivalidades, el sentimiento de poder, las ilimitadas ambiciones, el sometimiento a esa parte de la sociedad que constituye una minoría.

Y ni hablemos del poderoso sentimiento de envidia, si esa minoría tiene inteligencia para operar en las desgracias. Para mí es difícil callar ante estos dramas sociales y políticos. Estas injusticias me generan malestar estomacal, por ejemplo cuando lo veo en una película,¿qué quiere decir? que no lo puedo digerir. Me produce siempre rechazo, indignación y dolor.

¿Hay permeabilidad al cambio en esta sociedad en la que vivimos? No es un tema menor.

Miremos también las excelentes actuaciones de cada uno de los actores, la mayoría muy conocidos por su trayectoria, por todos nosotros. ¿Cómo van accionando frente a lo que les pasa en sus vidas?. No sigamos NEGANDO los AFECTOS, las CONFRONTACIONES GENERACIONALES y sus DIFERENCIAS. No es lo mismo un hijo de 20 años, por ejemplo, que un padre de 50, pasaron 30 años en el transcurso del tiempo y en 30 años corre mucha agua por esos ríos, como decía Heráclito. Uno nunca es el mismo cada vez que entra al río, salimos de él con modificaciones. Tampoco somos lo mismo cuando traspasamos determinadas barreras, límites,umbrales o como deseen llamarlo. Traspasarlos, para muchos seres humanos puede ser el caos, la muerte, o dolores intensísimos.

Ay! HUMANIDAD ¿ POR DONDE ANDARAS QUE ES TAN DIFICIL ENCONTRARTE!!!!!!!!!

Una frase de Hanna Arendt: ” No puedo encontrar el rumbo en el laberinto de la vida moderna.

Anuncios

Los Afectos en Hermann Hesse

El Lobo Estepario

Me interesa hoy copiar una parte de esta página de internet, porque contiene los verdaderos sentimientos de, se supone, un personaje de ficción. Es ficcción o no, no lo sabemos. Es la biografía de Hermann Hesse, no lo se. Pero lo que me parece es que es interesante rescatarlo, si es que, por mi parte deseo hablar sobre los afectos. Aquí hay varios e intensos.

Tengo que agradecer a mi querida amiga Silvia el recordarme ayer a este autor y este texto.

Hermann Hesse

El lobo estepario

ANOTACIONES DE HARRY HALLER

Sólo para locos

El día había transcurrido del modo como suelen transcurrir estos días; lo había malbaratado, lo había consumido suavemente con mi manera primitiva y extraña de vivir; había trabajado un buen rato, dando vueltas a los libros viejos; había tenido dolores durante dos horas, como suele tenerlos la gente de alguna edad; había tomado unos polvos y me había alegrado de que los dolores se dejaran engañar; me había dado un baño caliente, absorbiendo el calorcillo agradable; había recibido tres veces el correo y hojeado las cartas, todas sin importancia, y los impresos, había hecho mi gimnasia respiratoria, dejando hoy por comodidad los ejercicios de meditación; había salido de paseo una hora y había visto dibujadas en el cielo bellas y delicadas muestras de preciosos cirros. Esto era muy bonito, igual que la lectura en los viejos libros y el estar tendido en el baño caliente; pero, en suma, no había sido precisamente un día encantador, no había sido un día radiante, de placer y ventura, sino simplemente uno de estos días como tienen que ser, por lo visto, para mí desde hace mucho tiempo los corrientes y normales; días mesuradamente agradables, absolutamente llevaderos, pasables y tibios, de un señor descontento y de cierta edad; días sin dolores especiales, sin preocupaciones especiales, sin verdadero desaliento y sin desesperanza; días en los cuales puede meditarse tranquila y objetivamente, sin agitaciones ni miedos, hasta la cuestión de si no habrá llegado el instante de seguir el ejemplo del célebre autor de los Estudios y sufrir un accidente al afeitarse.

El que haya gustado los otros días, los malos, los de los ataques de gota o los del maligno dolor de cabeza clavado detrás de los globos de los ojos, y convirtiendo, por arte del diablo, toda actividad de la vista y del oído de una satisfacción en un tormento, o aquellos días de la agonía del espíritu, aquellos días terribles del vacío interior y de la desesperanza, en los cuales, en medio de la tierra destruida y esquilmada por las sociedades anónimas, nos salen al paso, con sus muecas como un vomitivo, la humanidad y la llamada cultura con su fementido brillo de feria, ordinario y de hojalata, concentrado todo y llevado al colmo de lo insoportable dentro del propio yo enfermo; el que haya gustado aquellos días infernales, ése ha de estar muy contento con estos días normales y mediocres como el de hoy; lleno de agradecimiento se sentará junto a la amable chimenea y con agradecimiento comprobará, al leer el periódico de la mañana, que no se ha declarado ninguna nueva guerra ni se ha erigido en ninguna parte ninguna nueva dictadura, ni se ha descubierto en política ni en el mundo de los negocios ningún chanchullo de importancia especial; con agradecimiento habrá de templar las cuerdas de su lira enmohecida para entonar un salmo de gratitud mesurado, regularmente alegre y casi placentero, con el que aburrir a su callado y tranquilo dios contentadizo y mediocre, como anestesiado con un poco de bromuro; y en el ambiente de tibia pesadez de este aburrimiento medio satisfecho, de esta carencia de dolor tan de agradecer, se parecen los dos como hermanos gemelos, el monótono y adormilado dios de la mediocridad y el hombre mediocre algo encanecido que entona el salmo amortiguado.

Es algo hermoso esto de la autosatisfacción, la falta de preocupaciones, estos días llevaderos, a ras de tierra, en los que no se atreven a gritar ni el dolor ni el placer, donde todo no hace sino susurrar y andar de puntillas. Ahora bien, conmigo se da el caso, por desgracia, de que yo no soporto con facilidad precisamente esta semisatisfacción, que al poco tiempo me resulta intolerablemente odiosa y repugnante, y tengo que refugiarme desesperado en otras temperaturas, a ser posible por la senda de los placeres y también por necesidad por el camino de los dolores. Cuando he estado una temporada sin placer y sin dolor y he respirado la tibia e insípida soportabilidad de los llamados días buenos, entonces se llena mi alma infantil de un sentimiento tan doloroso y de miseria, que al dormecino dios de la semisatisfacción le tiraría a la cara satisfecha la mohosa lira de la gratitud, y más me gusta sentir dentro de mí arder un dolor verdadero y endemoniado que esta confortable temperatura de estufa. Entonces se inflama en mi interior un fiero afán de sensaciones, de impresiones fuertes, una rabia de esta vida degradada, superficial, esterilizada y sujeta a normas, un deseo frenético de hacer polvo alguna cosa, por ejemplo, unos grandes almacenes o una catedral, o a mí mismo, de cometer temerarias idioteces, de arrancar la peluca a un par de ídolos generalmente respetados, de equipar a un par de muchachos rebeldes con el soñado billete para Hamburgo, de seducir a una jovencita o retorcer el pescuezo a varios representantes del orden social burgués. Porque esto es lo que yo más odiaba, detestaba y maldecía principalmente en mi fuero interno: esta autosatisfacción, esta salud y comodidad, este cuidado optimismo del burgués, esta bien alimentada y próspera disciplina de todo lo mediocre, normal y corriente.

En tal disposición de ánimo terminaba yo, al oscurecer, aquel día adocenado y llevadero. No lo terminaba de la manera normal y conveniente para un hombre algo enfermo, entregándome a la cama preparada y provista de una botella de agua caliente a modo de imán; sino que insatisfecho y asqueado por mi poquito de trabajo y descorazonado, me calcé los zapatos, me embutí en el abrigo, dirigiéndome a la calle rodeado de niebla y oscuridad, para beber en la hostería del Casco de Acero lo que los hombres que beben llaman «un vaso de vino«, según un convencionalismo antiguo.

Así bajaba yo, pues, la escalera de mi sotabanco, estas penosas escaleras de la tierra extraña, estas escaleras burguesas, cepilladas y limpias, de una decentísima casa de alquiler para tres familias, junto a cuyo tejado tenía yo mi celda. No sé cómo es esto, pero yo, el lobo estepario sin hogar, el enemigo solitario del mundo de la pequeña burguesía, yo vivo siempre en verdaderas casas burguesas. Esto debe ser un viejo sentimentalismo por mi parte. No vivo en palacios ni en casas de proletarios, sino siempre exclusivamente en estos nidos de la pequeña burguesía, decentísimos, aburridísimos e impecablemente cuidados, donde huele a un poco de trementina y a un poco de jabón y donde uno se asusta, si alguna vez se da un golpazo al cerrar la puerta de la casa o si se entra con los zapatos sucios. Me gusta sin duda esta atmósfera desde los años de mi infancia, y mi secreta nostalgia hacia algo así como un hogar me lleva, sin esperanza, una y otra vez, por estos necios caminos.

Los Afectos

Este tema es muy importante para mí. He pasado 30 años de mi vida investigando y trabajando en mi profesión centrada en los vínculos afectivos, en los que se establecen entre los seres humanos.

Hay mucho para decir sobre ellos. En el caso de una pareja, se comparten vivencias, experiencias, historias, proyectos etc, que van conformando  una convivencia. En la medida que se van habituando a vivir juntos, se van constituyendo afectos muy importantes como la confianza, el cariño,el entusiasmo ,la energía que requiere un vinculo permanente, un sentimiento protector y de contención afectiva y muchos otros.

En ese ir habituándose uno al otro, con el paso del tiempo, va pasando que se va instalando a la vez ,una permeabilidad para el cambio necesaria. Cuando esto no ocurre , el vínculo se va estancando afectivamente o se va perdiendo el entusiasmo  o se van quitando las energías necesarias para mantenerlo vivo, se podría decir.

Como dice  Chiozza en el texto” las cosas de la vida”:” la estabilidad de una pareja es una forma dinámica del equilibrio. Los cambios son inevitables y continuos, la pareja permanece estable gracias a que cotidianamente se vuelve a suscribir, implícitamente, el contrato que la constituye. Dice que es importante destacar que junto con lo que  concientemente se contrata con el otro, existen condiciones que no son concientes, que son esenciales y que se dan como que están en el convenio que ha realizado la pareja”. Esos convenios de los cuales no se sabe, o no se habla son los que ponen en crisis la estabilidad de la pareja.

” Una cosa es ignorar cual será la posición que adopte la pareja frente a una determinada circunstancia de la vida y otra cosa, muy distinta, es saberlo y negarle su importancia, con la esperanza torpe de que llegado el momento se logrará torcer su voluntad”.

Dice que más allá de las diferencias que existen entre ambos integrantes de una pareja, un hábito civilizado permite respetar un encuadre, ( agregaría yo de respetar un orden, una organización)del vínculo, dentro de buenas maneras y costumbres, dentro de un sistema social.

DICE QUE EL MATRIMONIO ES UNA EMPRESA INDUSTRIAL Y COMERCIAL, ES UNA ESCUELA, UNA SOCIEDAD AMISTOSA Y EL LUGAR EN EL CUAL SE EJERCE LA GENITALIDAD. Todas estas funciones pueden compensarse, aunque la última de ellas sea la más difícil de compensar. Dice que las relaciones genitales adecuadas dependen de una buena elaboración de los celos. En cambio en el CELO debe cuidarse lo que se ama. Es muy importante el sentimiento de desolación y la extrema dependencia escondida en los celos, ya sean concientes y expresados o negados y no hablados.Se establece, de ese modo un círculo vicioso de reproches y reclamos que puede conducir a la ruptura del vínculo.

Escribo como espectadora de teatro:” EL CRITICO”

Y ahora me referiré a la excelente obra que ví ayer. Fuimos 4 personas y a todas nos impactó.

Es “EL CRITICO”, con Pompeyo Audivert y Horacio Peña, el dramaturgo es el español Juan Mayorga y está dirigida por Guillermo Heras.

EN esta obra,Volodia es el crítico y Scarpa el escritor de teatro.

El primero que aparece es el crítico, lo percibo furioso, molesto, moviéndose en ese espacio de su casa como un león enjaulado. Toca el timbre y entra el otro personaje, el escritor, quien empieza a pasearse por el interior del lugar de trabajo del dueño, mirando, investigando. Trae una botella de vino, supuestamente para compartir con el otro su éxito. Volodia parece que no quiere tenerlo allí, debe escribir su crítica, porque la deberá entregar

Mi sensación primera respecto a Scarpa es que actúa irónicamente…luego en el transcurso del tiempo de la obra, irá modificando sus sentimientos. Este necesitará mucho vino para hablar de las terribles críticas que le formula Volodia. Parece que este último conociera muy bien al otro personaje. me preguntaba porque tanta furia , ese ardor del crítico con un escritor famoso, muy aplaudido por su público, Esa casa cubierta de libros que parece que al escritor le llama la atención y quiere saber que lee el otro.Lo que recuerdo es que primero toma uno: El Rey Lear y luego La Vida es Sueño. En ese espacio se mueven dos cuerpos que ponen en acción la vida del artista soñador y la vida del crítico como el lobo feroz, destructor de sueños, Me surge una asociación: los sueños en Calderón de la Barca ; el dominio y la destructividad en Rey Lear.

Volodia siente que ya sus críticas no provocan el mismo efecto que en el pasado. ¿Será por eso que es tanta su rabia y podríamos decir, tal vez envidia hacia Scarpa?. Sea así o no,  lo que se percibe es el enorme efecto que tienen sus críticas. ¿ Porque este estilo de críticas , en este momento de la obra?. No lo sabemos. Con tanto vino, se habla sobre sus efectos y la posibilidad de muerte .

Algo se le ocurre a Scarpa sobre una obra, y se lo cuenta al otro, donde uno de los espectadores sale corriendo y el actor lo persigue, queriendo saber que le pasaba. Me parece que es la sensación que deben tener los actores cuando pasa algo así . No debe ser un tema menor, debe ser como una especie de fantasma y resulta de suma importancia. Mostrará la enorme dependencia del autor o del actor,en relación al que lo observa y al crítico. Generarán en ellos mucha expectativa, sobre todo la necesidad de ser valorados, estimados aprobados. En esta obra se trabaja mucho sobre ésto: la necesidad de aprobación del otro, en aquellos que la producen, especialmente.

Scarpa lo que deseaba era verlo a Volodia en acción, escribiendo la crítica de su obra. He escuchado que el crítico siente una frustración por no haber sido actor o director o escritor.

El crítico busca LA VERDAD, dice, que tiene un método propio. Pienso que díficil en ese mundo aceptar las propias frustraciones o los fracasos. Hay mucha exposición, veo.

Sucede un cambio de roles, el escritor va a escribir la crítica de su propia obra. No puede.

Entonces allí comienza una parte, para mí, excelente de este texto, que me provocó conmoción, admiración enorme por la representación que hace Pompeyo Audivert de una parte de su escrito. Comienza a actuar, a producir un espectáculo aparte, producto de su imaginación, en ese preciso momento: está en el espacio de un ring, donde pelea con otro boxeador, me recuerda una pelea similar, pero en otro contexto, en un poema de Borges “Ajedrez”, la pelea entre dos jugadores , son dos colores: el blanco y el negro del tablero y el día y la noche en la vida. Dice que aunque los jugadores se hayan ido, la pelea continuará en el tiempo.

Hablan sobre una mujer, el amor de Volodia. Este también critica en eso al escritor, diciéndole que no debe haber sentido ese amor que él sentía . Esta mujer que dice que si supiera cantar se salvaría. Digo¿ salvar qué? se trata del arte?. Es muy interesante el diálogo entre los dos sobre el arte, el teatro, que se espera . Ese misterio que es el teatro , digo,¿ tiene que contener verdades.? hoy me parece que no. que necesita ficción, texto o no texto, uno u otro, me parece que se puede trabajar de ambas formas. Y bien.

Para mi el teatro no puede mostrarlo todo, algo necesita que quede como un velo que no se corre, que no se traspasa. es como lo que llama Freud el ombligo del sueño, lo que no se puede interpretar.

Queda al final ese misterio, que no descubriremos, acerca de la mujer de Volodia. ¿está con el escritor?

Muchas pasiones se ponen en juego.

Ricardo Bartis “La Pesca”

A veces siento que el teatro de  Bartis es un teatro de protesta en alguna de sus obras. A mi me ayuda, a sacar aquellas partes mías de enojo con situaciones que ocurren en nuestra sociedad. Pero esto me ocurre a mí, no sé si a otros.Me agrada escucharlo , verlo y leer a este actor, dramaturgo y director.Siempre que lo escucho en alguna jornada,jamás me es indiferente su estilo.

Lo vi en una hace unos días y esto me llevó a retomar su obra ” La pesca”. La vi hace tiempo.

Alguna de sus frases inolvidables: ” antes íbamos a cambiar el tiempo”, “está de moda el Estado benefactor”…” lo que queda es el reflejo” ( digo yo será de un pasado tal vez benefactor?)

Lo que  pienso es que somos parte de un Estado tóxico. En la obra La Pesca, en la frase referente a: ” la degeneración por la ingesta de aguas tóxicas”. Son las lecturas que hago como espectadora de teatro, como participante desde hace varios años de la Escuela de espectadores de teatro, de haberlo escuchado tanto a Dubatti, a quien presto verdadera atención y considero un maestro del que he aprendido mucho. También aprendo mucho de Bartís y me agrada poder transmitir las sensaciones que me provocan ciertas obras.

Y estas son un poco estas sensaciones de esta obra. Pero quiero aclarar que es lo que veo, está sujeto a una manera de ver que es la que adquirí de lo que me han dejado aquellos que te dejan marcas, símbolos grabados a fuego en mi ser.

Parece que hubo un tiempo pasado en donde  el estado estuvo dividido en LEALES y TRAIDORES. Un Estado donde parece que estamos todos a la pesca. La pesca de que?

Como en el deporte de la pesca, el pique del pescado es la esencia. parece que a veces ingerimos pescados muy tóxicos, a mi me pasa bastante y me provocan alteraciones en mi aparato digestivo, o sea, el que me permite digerir ciertas cosas que pasan. Pero tengo que escuchar a Bartis cuando habla de lo que no se puede rectificar. Para mi fueron muchos hechos del pasado, de la Argentina y del mundo.Sé que en mi esto tiene mucho que ver con mi historia personal.Creo que todos tuvimos un tiempo anterior de sueños, de ideas de cambiar los tiempos , Bartis. Pero mucho de ésto pasó porque hay tiempos en que uno, inevitablemente gesta héroes, que después, en algún momento caen, y la caída de un héroe es muy dolorosa.

Habla  de la época en que se era o peronista o comunista: ” hay sueños que cuando te agarran no te sueltan.  En esos momentos uno siente que lo tiene todo, pero, en lo profundo, como dice “la Pesca”, la sensación es QUE FALTA ALGO.A mi respecto a esta sociedad es una sensación que me acompaña siempre. Por ejemplo la experiencia que nos queda de una época de desapariciones. Siempre me recuerda a Antigona, quien insistía en enterrar a su hermano y murió a raíz de sus sentimientos. Y no sólo ella. En mi historia tengo también muchos desaparecidos familiares, pero de la segunda guerra mundial, y no se donde están. Es horroroso lo que se experimenta.

Hay quienes quedan arrastrados por estas experiencias y caen en un profundo pozo. Hay otros que logramos sublimar los dolores a través de la escritura,  del arte,  de los vínculos afectivos, que son tan importantes. O a través del trabajo. Son variadas las formas.

Bartís: se entregan los sueños?, se entrega el ser humano?, qué es lo que cada día entregamos?.

Si tendría que contestar, aunque me inquiete lo que pueda sentir al respecto Ricardo Bartís, aquello que me importa:” es lo que cada uno entrega de esa parte de HUMANIDAD que nos hace SERES HUMANOS.”

Parece, como está en la obra , que uno debería entregarlo todo.

¿Qué debemos entregar, nuestra alma?

No se han inventado aún remedios para curar ciertas enfermedades y menos las del alma.

¿ Será que es un destino trágico el que se cierne sobre nosotros? Pero en relación a ésto, no olvidemos que para los griegos el tema del destino trágico es interpretado de manera diferente en cada gran autor. Sófocles parece ser el más trágico, sin embargo Esquilo le pone como cierto final feliz a sus tragedias.

Creaciones

Me agrada mucho Paul Johnson,  quien escribió un texto llamado ” CREADORES”. Dice que se ha ganado la vida con las palabras y en eso me siento identificada con él. pero en mi caso no fue con la escritura, sino con ese arte de la palabra que es la psicología.

“Cada vez que las desgracias me agobian o me siento abatido puedo encerrarme en mi estudio….el arte de la creación está más cerca que cualquier otra actividad de servir como un remedio soberano para las enfermedades de la existencia”. En esto también me siento identificada.

Me pasa cuando observo una obra artistíca o escucho cierta música, la sensación de un estado de conciencia otro, de una resonancia con el otro, es especial, es un encuentro, tal vez efímero, pero un acontecimiento. Un estado único, irrepetible y muchas veces no se puede transmitir con la palabra, porque son impresiones visuales, auditivas, tactíles, imágenes, símbolos, etc.

” aunque todos son potencialmente creativos, dice Johnson, o de hecho creativos, hay grados en la creatividad, desde el instinto que hace que un tordo construya su nido y que en los seres humanos se refleja en construcciones más complejas pero igualmente humildes, hasta la verdadera SUBLIMACION, que conduce a los artistas a intentar trabajos enormes y delicados nunca antes concebidos, menos aún realizados.”

TODOS LOS INDIVIDUOS CREATIVOS CONSTRUYEN SOBRE LOS TRABAJOS DE SUS PREDECESORES.

“A aquellos cuyo deseo y capacidad de crear están limitados por alguna debilidad física se les exige un grado inusual de coraje. pero la valentía y la creatividad están vinculadas, porque toda creación seria requiere valentía intelectual .Beethoven luchó contra su sordera en medio de un caos de cuerdas de piano quebradas, teclas arruinadas, suciedad, polvo y pobreza, para alcanzar el dramatismo y la serenidad extraordinarios de sus cuartetos de cuerdas”.

Dice Johnson que la experiencia es la madre, o algo asi como una madre, de la creatividad. Y por experiencia quiere decir la combinación de la observación y el sentimiento que conduce a un momento creativo.

 

Ricardo Bartis ” Cancha con Niebla”

En la página 147 de este texto dice Bartís:” El teatro debería ser la ENERGIA que rompe y fractura la realidad y que formula otra desde su visión poética.

Para recuperar la posibilidad de hablar poéticamente, el teatro, en principio, debe aceptar la idea de rasgar, de quebrar, de violentar la realidad.

ARTE Y POLITICA

El miércoles 20 de Noviembre del 2013 estuve en la jornada de Arte y Política, que se realizó en el Centro Cultural de la Cooperación, Floreal Gorini, en Av. Corrientes 1543. Los participantes fueron: Juan Sasturian (escritor, periodista,etc.) Mariano Ugarte ( investigador, coordina el área de música del C.C.C), Ricardo Bartís ( actor, director de teatro). Coordinado por Juano Villafañe ( director artístico del C.C.C).

Este último habló de las relaciones conflictivas y contradicrorias en las distintas políticas del país.

La importancia del artista y del público como intérprete del arte y la política.

Cualquier política aprovecha del poder simbólico que tienen las artes, Las diferentes políticas de Estado y los valores culturales en juego..

Luego continúo Ugarte: se refirió a  la música y la política en relación a los derechos humanos. La funcionalidad política de la música. Durante la Postdictadura, en el año 1985,  juntó músicos por los derechos humanos.  También le dio mucha importancia a la relación con las Madres de Plaza de mayo.

Dijo que la música es una herramienta política. Habló del rol de la transmisión de la memoria . Refiriéndose a este tema,  recomendó un CD llamado ” Ni un Paso Atrás”.

Siguió Sasturian con un tema importante:  si el testimonio compromete a la persona. Considera que sí. Hay una VOCACION de trabajador en el artista. Lo político SIEMPRE está presente; es lo que no se puede evitar y se refirió, también, a la necesidad de tomar posiciones.

Ricardo Bartís, quien ahora está presentando en su teatro “El Sportivo Teatral” la obra ” la Máquina Idiota”,  habló del teatro  como acontecimiento, vinculado históricamente con la política. ” El teatro es un espacio donde se reproducen reglas sociales que configuran una realidad”. La noción de representación opera en una política de estado.

“El teatro como un acontecimiento de conmoción estética. En cambio, la palabra es ley. hay un DESEO puro de actuar. Para él , la política, ahora en teatro,es mantenerse en ciertos territorios separados de los espacios oficiales.

En mi persona, estos discursos provocaron, como espectadora emancipada, tomándolo de Ranciere, cuyo texto muy recomendable es: ” el Espectador Emancipado”,  poder pensar y sentir que ese capital simbólico que tienen las artes, por el rol de transmisión, entre otras cosas, de la memoria, de una cultura , de una política, de lo social, llegando a la conclusión siguiente: LOS VALORES CULTURALES, UNIFICAN EL ARTE y LA POLITICA.

La transmisión es una tradición que circula y es necesaria la traición, en el sentido de ruptura, para producir el cambio. Pienso en el lugar del ARTE como TOMA DE POSICIONES.

Como dice el folleto del C.C.C.” un espacio para debatir con artistas,escritores,intelectuales, investigadores, gestores culturales,de las relaciones entre arte y política. El impacto de las poéticas en la sociedad, la circulación del pensamiento crítico, la potencia de uso y de cambio de los productos artísticos, las transformaciones desde el arte y la política, encuentros y desencuentros.”

La última jornada es el miércoles 27/11, estarán Jorge Dubatti, Horacio Gonzalez, Vicente Battista, Ricardo Forster y Juan Pablo Pérez, En la Sala Meyer Dubrovsky ( tercer piso) a las 19 hs. No se lo pierdan.

Sobre el mito de Prometeo

LO que voy a escribir pertenece al Diccionario de los Símbolos, que está bajo la dirección de JEAN CHEVALIER, que es doctor en Teologia y profesor de Filosofía.

J. Olives Puig dice en el prólogo que” la visión símbolica del mundo, fueron los antiguos quienes se expresaron nada más mediante símbolos y mitos, supera la mediación cultural. Pero, Tiempo y Cultura influyen y condicionan la forma sensible del símbolo. A la vez nos remiten a lo atemporal

y supraconceptual. El símbolo se hace en nosotros cuando la mente, el sentimiento, el instinto y el cuerpo somático se ponen en consonancia de manera que haya orden…… los símbolos son para soñar y el sueño, cuando es reparador , prefigura y actualiza. Recibir el símbolo, que ocurra la cábala( pues kabbalh significa recepción)” Supone algo en la mente de lo que siempre ha sabido y no ha querido ver.

“La significación en general, la concepción del mundo, las doctrinas, las teorías, las ideologías, se construyen socialmente, que duda cabe”.” Los símbolos son el más antiguo cantar.”

Dice que el arte que reconoce lo que está por encima de lo real, involucra necesariamente la forma de vida… el artista abandona su subjetividad para expresar algo universal que está aquí y el arte comprende, recrea y divulga siempre. ” No hay simbólica sin arte, ni arte fuera del símbolo. ” ” El arte de los antiguos es otro valiosísimo libro abierto para quien pueda y quiera aprender de la filosofía perenne.”

MITO DE PROMETEO: a lo que me quiero referir es a un aspecto del mito, el robo del fuego de los Dioses para entregarlo a los hombres. Esquilo lo alaba por haber usado de este hurto EL FUEGO BRILLANTE DEL QUE NACEN TODAS LAS ARTES, PARA OFRECERLAS A LOS SERES HUMANOS. (diccionario de símbolos,referencia anterior, pag.851)…” ese fuego, señor de todas las ARTES, TESORO SIN PRECIO. ” les he regalado el fuego…de él aprenderán artes sin número.”…” la sublimación del deseo es el triunfo del espíritu, nueva fase de la evolución creadora, que tiende al ser y no al poder.( sobre la sublimación ya he escrito un artículo anterior). Me gusta esto último, que conecta deseo, espíritu, creación, el ser y el poder.

Me interesó conectar este mito con: el fuego que supone la CREACION y el ARTE. Y que puede ser recibido por cualquier individuo, sin distinciones, que instala esperanzas, que es algo que se regala y se puede aprender.

 

EN RELACION A LA PROMISCUIDAD

Me lo comunicó uno de mis sobrinos ahijados y luego de apreciar sus sentimientos y los míos al respecto, me puse a pensar. Dijo: no entiendo porque existe tanta promiscuidad en esta época.Me lo formuló a modo de pregunta y sentí la necesidad de pensar en ello. Sin entrar en una moralina.

Es un joven que utilizó esta palabra: promiscuidad. Viene del latín y tiene que ver con mezclar, según el diccionario de María Moliner. Mezcolanza, despectivo de mezcla: la promiscuidad de los sexos.Promiscuar es participar en cosas heterogéneas, contrarias o que se consideran moralmente incompatibles.

Como se refiere a la promiscuidad de los sexos, me dirigí al texto de Michel Foucault:” Historia de la sexualidad”, el n° 1, la voluntad de saber.” el punto esencial del sexo es que se habla de él, quienes lo hacen, los lugares y puntos de vista desde donde se habla, las instituciones que a tal cosa incitan y que almacenan y difunden la PUESTA EN DISCURSO del sexo”…..” El tema del deseo, como se infiltra y controla el placer cotidiano, con efectos que pueden ser de rechazo, de bloqueo, de descalificación, pero también de incitación, de intensificación, en suma: las técnicas polimorfas del poder.”

Interpreto que Foucault hace una búsqueda de como se produce el discurso sobre la sexualidad, como se producen los factores de poder y como se produce el saber sobre esta temática.

Dice;” parece indicar que desde el fin del siglo XVI, la puesta en discurso del sexo, lejos de sufrir un proceso de restricción, ha estado por el contrario sometida a un mecanismo de INCITACION CRECIENTE…que se diseminaron  e implantaron sexualidades polimorfas y que la voluntad de saber no se ha detenido ante un tabú intocable, sino que se ha encarnizado ( a través de numerosos errores) en constituir una ciencia de la sexualidad.

Un ejemplo que da en el texto es acerca del Marques de Sade, una vida consagrada casi por entero a la actividad sexual y quien tuvo la idea de acompañarla con textos, con un meticuloso relato de cada uno de sus episodios . Lo esencial era que los escrúpulos, el moralismo y la hipocresía era necesario superarlo. Yo diría al respecto, la hipocresía de una vida consagrada, como la de él, a un meticuloso relato de todas sus actividades sexuales, sin sentimiento alguno de verguenza, ni teniendo en cuenta quien podría llegar a leerlo.

” Sigue Foucalt con: un tema es juzgar el sexo. El sexo se administra. El sexo se ha convertido en algo que debe ser dicho. Una multiplicidad de discursos producidos por toda una serie de equipos que funcionan en instituciones diferentes”. por ejemplo. la medicina, la biología, la psicología, la psiquiatría, la moral, la pedagogía, la crítica política, etc.”

Volviendo a la promiscuidad, se generan dudas acerca  de si se trata de un impulso irrefrenable en el individuo, si es una compulsión, etc. me pregunto ¿que pasa si lo vemos desde ciertos rasgos de la personalidad? ¿ como interviene lo social y lo cultural en este asunto?¿ tiene que ver con las transmisiones, con las tradiciones?.

Leí por Internet acerca de una promiscuidad hedonística( el poliamor) y otra impulsiva. Parece que existe una promiscuidad social ¿ será eso?

¿Serán RELACIONES DE PODER? y aquí recuerdo a PRIMO LEVY, quien escribe:” ¿cuál enemigo?.Todos somos enemigos , vencido cada cual por su propio LIMITE.

LIMITES: cuanto para decir sobre esto.

En la promiscuidad, me pregunto, hay discriminaciones en el individuo hacia el otro sexo?

¿Cómo incide en la posibilidad de mantener un orden social que es absolutamente necesario?

Si pensamos la promiscuidad como un impulso irrefrenable, ¿Quien es más promiscuo: el hombre o la mujer? ¿Que estaría pasando en nuestra sociedad? ¿ existe igualdad política o económica en relación a los sexos? ¿ qué rol tenem0s cada uno de nosotros respecto a la actividad sexual, a sus discursos, a sus transmisiones, a sus misterios, a su ocultamiento o no?

¿Como nos integramos , por ejemplo, las mujeres, a la actividad sexual, en lo social, respecto a las leyes, perteneciendo a un estado, siendo solteras o casadas?

Nosotras participamos en la formación de un sistema de valores, de leyes, tenemos un lugar en esta sociedad cada vez más activo. Somos responsables de lo que transmitimos, de la manera como obramos. Si tenemos hijos, considero que toda la vida nuestros hijos nos miran desde diferentes lugares, desde sus cambios y los nuestros. Pero siempre existe esa mirada.

Desde cualquier lugar en el que nos encontremos podemos actuar para seguir construyendo y realizando transformaciones. Somos responsables,  si en esta sociedad existe tanto de impulsividad irrefrenable. Sería bueno poder dedicarle un poco más a este tema , ya que influye de manera determinante en lo SOCIO-CULTURAL- FAMILIAR. Y por ende en lo INDIVIDUAL. Estamos incriminados.

« Older entries