El Centro Cultural de la Cooperación no tiene desperdicio.

Lo que uno puede llegar a encontrar en este Centro cultural, es tan variado…e interesante. Hago allí la Escuela de Espectadores de Teatro con el docente Jorge Dubatti y todos sus colaboradores queridos. Entre ellos alguien querida de la Escuela: Alejandra De Luna y  Ricardo Dubatti, a no confundir, es el hijo de Jorge Dubatti: haciendo Ricardo, diria yo, gestión cultural, acercando, en este momento a los jóvenes dramaturgos y artistas entre 23 y 32 años. ¿Se imaginan que enorme proyecto es éste?. Valiosísimo. Y no sólo acercando a estos artistas, sino también a nosotros, los espectadores de teatro, los amantes del teatro. Como ya lo comenté, hoy estaré allí para escuchar a estos jóvenes y participar como parte del público, en aquello que me estimule a expresarme.

Me alegró el saber ayer, que las obras de teatro que se han dado en este Festival que hacen allí, en el Centro Cultural de la Cooperación, continúan en otros teatros de la capital. Esto es una noticia muy importante para el tema acerca de como sigue el teatro en nuestro país. Entendamos que necesitamos de ellos, que son digamos, la sangre joven que viene a aportar al teatro nuestro y que necesitan de nosotros, como nosotros de ellos escucharlos y observarlos, en silencio en un teatro y dejándonos llevar por nuestras sensaciones , lo que vayamos experimentando durante ese acontecimiento único que es el teatro. Después de lo que suceda allí, vendrán otras cosas que nos sucederán. Podremos pensar, producir , crear nuestra opinión o tal vez algo más que eso, acerca de la experiencia que hemos vivido en el teatro. Pero les comento que no es sencillo. Los jóvenes se las traen, conocen de ficciones, realidades e historias, personales o sociales. He visto” Pollerapantalón”, por ejemplo, y me dio para pensar bastante cuando me fui del teatro. Muy buen movimiento de arte el que hacen.  Y espero que muevan más gente, más gente jóven al teatro. También a los adultos, como nosotros. A mi me agrada muchísimo encontrarme con las diferencias generacionales, aprendo muchísimo de ellos. Así que les agradezco por ocuparse de transmitirnos sus experiencias.

Otra actividad apasionante de ayer, en el Centro cultural de la Cooperación fue la visita de Rafael Spregelburd, un encuentro que se realizó y que tuve la dicha de participar en él. Es una persona muy admirada por mí, intento contagiarme un poco de sus modos de hacer con los textos, su singularidad y originalidad. Impresionante ayer como a uno lo conduce por direcciones imprevistas todo el tiempo, es muy lúdico y se nota que conoce muchísimo de lo que es su actividad toda. Tanto como dramaturgo, como actor o director de teatro. también traductor y seguro que me estoy olvidando de alguna cosa. Parece increíble, que todo eso en una sóla persona.Pero ver es creer, dice el refrán. Espero ser la espectadora y lectora de la Escuela de Espectadores de Teatro, que pueda, a través de lo mucho que me ha enseñado Dubatti en estos años, leer y comprender lo que transmite Rafael, a través de su manera de hacer la diferencia. No sigo porque podría escribir un montón sobre lo que me transfiere su arte, pero es para agradecer al  CCC, por el nivel de actividades que nos ofrecen, en forma gratuita, para aquellos que tenemos interés en seguirlos y entrar en su corriente artística y social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: