ESCRIBI SOBRE LA OBRA DE TEATRO “EL LOCO Y LA CAMISA”

 Este es un trabajo que he realizado  sobre esta excelente obra. y deseo transmitirlo aqui, por todo lo que me han transmitido a mi. Y quiero agradecer a todos los que en ella trabajan por la profunda entrega que realizan cada función.  Están en el teatro: “El Camarín de las Musas”.

EL LOCO Y LA CAMISA”:

O el poder: del acontecimiento poético en convivio y el de transmitir emociones y sensaciones que nos transformen.

“ Toda mirada es intercambio de miradas” .

Dramaturgia y dirección: Nelson Valente

Actores: Julián Paz Fiqueira, Soledad Bautista, José pablo Suárez, Ricardo Larrama, Lide Uranga, Gabriel Beck.

Dice Tarkovski en el texto: “ Esculpir en el tiempo”: “El arte se dirige a todos, con la esperanza de despertar una impresión que ante todo sea sentida, de desencadenar una conmoción emocional y que sea aceptada. El arte no quiere proponer inexorables argumentos racionales a las personas, sino transmitirles una energía espiritual”.

En la página de internet: YOUTUBE pude apreciar los videos que figuran allí acerca de la Filosofía del teatro; son varios capítulos del profesor Jorge Dubatti.

Allí me encontré con ciertas frases que me interesaron por su relación con esta obra:

” el espectador puede ver lo que la estructura del lenguaje le permite ver”: especialmente porque el tema del ver es, para mi, una de las esencias del Loco y la Camisa.

“el teatro como encuentro de los cuerpos en el espacio y en el tiempo”: el espectador se encuentra con ese acontecimiento en convivio, con todos aquellos que trabajan para esa obra y algo pasa en el cuerpo del actor y también en el del espectador. Uno sale transformado.

y además dice que no alcanza con hablar de representación y presentación, sino que toma de Kartún:  “ hace falta la sensación”.

Ésta obra, “el loco y la camisa” provocó en mí esta conmoción emocional y me transmitió una energía espiritual que, al otro día de verla, al despertarme, tuve la imperiosa necesidad de escribir, como una forma, diría, de hacer catarsis, de desahogo.

En el texto: “ LENGUAJE Y SILENCIO” de George Steiner ( pag. 14): ¿ de qué modo repercute este conocimiento en la literatura y la sociedad, en la perspectiva casi axiomática desde la época de Platón a la de Matthew Arnold, de que la CULTURA ES UNA FUERZA HUMANIZADORA, de que las energías del espíritu son transferibles a las de la conducta?  (las mayúsculas son las que puse para destacar este punto)

Esta obra, para mí ,representa un clásico y para explicarlo voy a ir siguiendo a Italo Calvino, en su obra ¿porqué leer los clásicos?. Me referiré a ver obras de teatro que representen un clásico. Tomaré alguna de sus definiciones.

Un clásico es aquel del que se puede oír decir  “estoy releyendo y nunca “estoy leyendo”; en teatro sería estoy reviendo y no estoy viendo. En mi caso vi la obra en tres oportunidades. Y volveré con los jóvenes de mi familia.

Son obras que” constituyen una riqueza para quien las ha visto y amado”, parafraseando a Calvino. Son obras que” ejercen una influencia particular, ya sea cuando se imponen por inolvidables, ya sea cuando se esconden en los pliegues de la memoria mimetizándose con el inconciente colectivo o individual “.

Ver nuevamente un clásico” es una lectura de descubrimiento como la primera”.

“los clásicos son esas obras que nos llegan trayendo impresa la huella de las lecturas que han precedido y tras de sí la huella que han dejado en la cultura o en las culturas que han atravesado ( en el lenguaje o en las costumbres).

“ cuánto más uno cree conocerlos de oídos, tanto más nuevos, inesperados, inéditos resultan al leerlos de verdad” .Verlos en teatro

Persiste como ruido de fondo incluso allí donde la actualidad más incomprensible se impone”

La primera sensación que tuve al ingresar a la sala del teatro fue de cierta sorpresa al observar cómo estaban dispuestas las butacas, rodeando y cerrando el espacio del escenario. A partir de allí, uno comienza a imaginar una suerte de encierro habitando este mundo que sería presentado ante nosotros .

Comienza la función, la aparición de la incomunicación. Me da una sensación de incomodidad, me molesta, me resulta violento.

George Steiner habla, en el mismo texto citado, de la coexistencia e interacción entre el humanismo, la idea de comunicación y las formas actuales de la historia. Y se plantea” la necesidad de enfocar seriamente el complejo milagro de la supervivencia del gran arte”, y agregaría gracias a la solución que le dan aquellos que trabajan en él.

Jorge Dubatti habló en la Escuela de Espectadores acerca de la importancia para nosotros, los espectadores, de armar una teoría de valores, una axiología. Pensando en esto, el valor de la comunicación en los vínculos afectivos que se establecen entre los miembros de ésta familia, con los que nos encontramos en este espacio, están demasiado alterados. Se pone en cuestión el valor de la libertad y la dignidad del ser humano. No se crea un ambiente facilitador de estos valores tan importantes. No se ven, no se escuchan, no se aceptan como individuos autónomos.

El gran acontecimiento que se va a producir en la obra es la llegada del novio de Pilar a la casa. Es la presentación formal y “es de zona norte”.

Vemos un padre que ejerce un control omnipotente sobre su mujer y sus hijos, es violento, golpeador, pero al mismo tiempo, se muestra sumiso y agradable frente al novio de su hija.

Una madre sometida a quien vemos cansada, sentimos su agobio, lo percibimos. Ella manifiesta haber dejado sus propios intereses en función de su familia, su vocación de docente se ve frustrada.

Es quien establece un vínculo muy estrecho, dependiente, incondicional con el hijo varón.

La hija parece buscar una salida a esta situación de encierro familiar con la aparición de un noviazgo formal. Ella ve en esto una posibilidad. La teoría cuántica dice que no hay certidumbres, sino que hay posibilidades.

Pero ¿podrá ser realmente una salida de este encierro, que es lo que predomina en las relaciones que se dan en esta familia, de la manera como funcionan y se relacionan? ¿tendrán posibilidades de salida de esta invasión al otro, especialmente la que se produce empezando por los adultos, los supuestos padres y desde el tipo de personalidad del novio?.

El hijo, Beto, el “loco”, el que no se calla y nos hace escuchar a través de su voz: lo que nadie quiere escuchar ni saber en esa familia. Muestra lo que se esfuerzan en mantener oculto y es el que busca advertir, a su madre y a su hermana acerca del padre y el novio. Advertir en contra de estas figuras, que aparecen como los demonios, mientras que a la hermana le dice que es un ángel. Y supongo que a su madre también la considera un ángel. Por momentos: ángeles o demonios . En otros ángeles y demonios.

Es el teatro de la percepción, y ésta no es algo fijo, sino que es muy personal.

Es un teatro que denuncia, que trae la ausencia de la mirada del otro.  Una ceguera generalizada en la familia.

En todos se ve el rechazo. En algún personaje se trata de lo que se ve a través de la mirada del otro. El novio entra a la casa y mira a su alrededor casi diría con asco. Pilar lo ve y ve en sus ojos ese mismo rechazo que  ya conoce.

Se supone que es un tiempo de encuentro con un personaje nuevo en la familia: el novio. Pero es nuevo?  No me parece. Es un viejo personaje conocido.

Mi encuentro en este espacio es con personajes que no tienen su espacio. Se apropian unos de otros. No hay encuentro, es tiempo de desencuentro. Es necesario huir de una realidad que asfixia. No se puede respirar ese aire, falta el aire. Mi sensación es UF! Que pesado este ambiente!!! Y lo noto mucho en las miradas, la del novio como fiera, con odio y con desprecio. Igual a la del padre. También la mirada como” vacía o ausente de sentido”. La de Pilar, que entendemos a través de lo que le expresa a su novio cuando ingresa en ese ámbito, algo así como:” miro al mundo a través de tus ojos, y miro mi casa a través de tus ojos y no me gusta”. Me impacta profundamente ésta expresión. Un registro en su cuerpo de algo que ocurre en el otro, su novio, ese otro cuerpo que también va registrando mientras recorre el espacio. Algo se repite en ese instante, algo se recrea. Es la sensación de angustia que tiene la hija en ese momento, el miedo a perder lo que anhela, que es la salida de ese sitio. Pero ¿sabe ella si es realmente una salida? ¿ se lo puede plantear?. Una tormenta de sentimientos que yacen en el interior de cada ser. Ni ella ni su madre dan cuenta de esto. Si aparece en el hijo, cuando se manifiesta a través de tirarse violentamente al piso. A través de su cuerpo muestra como siente visceralmente lo que ocurre en ese instante.

Me interesa profundamente el tema de la mirada en esta obra.

Hacen como si : “ ojos que no ven, corazón que no siente”. Pero sé que no es así. Vuelvo a repetir: una tormenta de sentimientos anida en cada uno de ellos.

Dice Gilbert Durand, en su obra “Mitos y Sociedades. Introducción a la Mitodología”, del 2003: “A una mirada del significado, a las epistemologías del significado, que ya hemos examinado, le responde en la actualidad:una Estética. Toda mirada es intercambio de miradas”.( pag.154)

Para mi manera de ver, aquí, en este espacio, en esta familia, ese intercambio, como manifestación de algo propio, donde se da y se recibe en un acto conjunto enriquecedor, de crecimiento, no se produce, es lo que falla.

Hechizada la hija y hechizado el padre por éste, el novio, que: es de “zona norte”. Esto es una marca de calidad, parece un valor supremo. El salvador de esta hija, el príncipe que va a cumplir con los sueños irrealizados de aquellos que creen en él. Pero no todos lo hacen. La madre, lo vivencia desde su cansancio, su desesperanza, y el loco, al que el novio de su hermana no puede hechizar, tal vez por su misma condición de loco o porque simplemente ya tiene quien lo hechice. Tanto su madre como su hermana producen este efecto en él. La realidad es tan incierta en esa familia que hace que se miren sin verse. ¿Qué ves cuando me ves?

“Nadie sabe como es el espíritu de un enfermo mental, cada vida tiene valor”, es lo que contesta Sophie Scholl en la película: Sophie Scholl, los últimos días.”

Los ojos del novio son penetrantes, atemorizan, lo veo saboreando la presa, imaginando el deleite de lo que se viene, le veo la misma violencia que al padre.

Y la mirada de Beto, su percepción de lo que ocurre en determinados momentos. Llama mi atención cuando le dice a la hermana que le gustaría que tenga al lado de ella alguien que sea una persona, para no terminar como la madre.

Me pregunto que será para Beto ser una persona. Y para el resto?.

En el diccionario de Maria Moliner: “per” y la raíz de “sonare”, se lo emplea aquí como individuo, de la especie hombre. Ser humano, sujeto, alguien, subjetivo…

Para Pirandello importante es el sentimiento de identidad, quienes somos. Dice que a través del teatro podemos indagar la conducta  de los que participan.

¿cuál es la conducta de Beto? Beto denuncia. Como las voces del coro en la tragedia griega que denuncian, hablan de lo que está ocurriendo en otra escena, que no se manifiesta, que está latente. Cuando la conducta se manifiesta con indiferencia, no se puede sentir, ni pensar, ni amar.

A Sócrates lo mataron por querer hacer pensar. A Maimónides le quemaron los libros por querer hacer pensar.

Uno no puede irse de este tipo de obra con indiferencia, uno se emociona, siente profundamente. Mi sensación es de miedo ante esos cuerpos, esos seres que no pueden sentir con libertad.

El teatro es contemplar. Como lo piensa Jorge Dubatti: es un acontecimiento poético en convivio. Uno habilita zonas de lo humano: la emoción, la razón, la percepción sensorial, la memoria, asociaciones….” Una obra es un diálogo con el autor”. La actuación como una manera de dar amor, un acto de amor.

“En el teatro hay poiesis y hay metáfora” ( clases del profesor Dubatti)

Metáfora, (del griego): transporte.

Transporta ese acontecimiento que se produce durante el tiempo de duración del espectáculo. Transforma.

El loco y la camisa plantea una filosofía del ser, una ontología.

De esto habla Dubatti en sus textos sobre Filosofía del Teatro.

“ Formas de relacionar el teatro con el mundo del hombre, con el lenguaje, la metáfora, formas de pensar la entidad y la función del teatro y del artista”…” cada construcción simbólica impone su concepción del mundo y remite a un régimen de experiencia y la elaboración de una subjetividad”. ( “El teatro teatra” de Jorge Dubatti)

Nos preguntamos:¿ que nos propone la obra, que pretende ofrecer?

Una mirada , como espectadores, de la poética que se despliega ante nuestros ojos.

Nos conmueve, o sea MUEVE, moviliza, “ compartimos el pan”.

Vuelvo al principio:

“El arte, se dirige a todos, con la esperanza de despertar una impresión que ante todo sea sentida, de desencadenar una conmoción emocional y que sea aceptada. No quiere proponer inexorables argumentos racionales a las personas, sino transmitirles una energía espiritual”.

La posibilidad de mostrar disfuncionalidades , ya sea a través de un personaje o de una familia hace fluir  la vida, en esa forma de sacar a la luz. No hay certezas, ni tampoco funcionamientos ideales.

Teatro significa “contemplar”

Los artistas ven y transmiten. Están ahí, presencia viva.

Confío en este poder que tiene el teatro de transmitirnos y transformarnos.

HILDA ZYBERT

Sobre Othelo

Fui con mi amiga Silvia a ver la obra de teatro Othelo, la versión de Gabriel Chame Buen Día.  Está en el teatro La Carpintería, que me agrada mucho. Tiene un estilo muy especial y la atención es excelente.

Ya conocía al director por haberlo visto antes en otras obras, y de haberlo visto y escuchado en la Escuela de espectadores de teatro, de Dubatti, así que mi expectativa era grande. me preguntaba que podría  llegar a hacer esta persona con una obra de semejante envergadura.

Bueno, en realidad me sorprendió mucho, me gustó muchísimo y ante todo podría decir que tiene el sello de Gabriel, con mucho movimiento, con una excelente actuación de todos, la plasticidad de estos actores, tanto como es la de Chamé Buen Día. Es muy original en lo que introduce de cambios, pero conserva el texto que realmente es importante en este autor.

Hay acontecimiento en las actuaciones y en  el convivio entre todos los que trabajan del otro lado  y el público.y uno valora ese acontecimiento poético en esa situación de convivio ( palabra de Dubatti).

Creo que la obra Othelo se construye sobre las pasiones, los sentimientos del ser humano, los odios, las envidias y fundamentalmente, los celos. Me preguntaba como este personaje podía pasar tan rápidamente del amor y la pasión al odio y al dolor; eso me hizo pensar una vez más acerca del amor y que es entonces?. Y construido ese dolor a través de una ficción, que inventa Yago, con sus manipulaciones, para provocar destrucción.

Actores que me provocaron simpatía y ternura. El modo de presentarlo es como si modificara lo emocional. Las sensaciones son diferentes.

Cuantos elementos- objetos que circulan a través de todo el tiempo que dura la obra y cuanto colorido que le da. Me imaginaba a este director como pintando la escena y sus pinceladas, en el convivio, le dan otro color a la obra. Me parece que tiene que ver con su técnica y los recursos que utiliza. Imprime una singularidad.

La recomiendo

Sobre la obra de teatro “Hablemos a Calzón Quitado”

La están dando en el teatro El Duende. Fue estrenada en 1969 por su autor Guillermo Gentile.

Me agradó muchísimo, me provocó múltiples sentimientos y la recomiendo.

Mi profesor de la Escuela de espectadores de teatro Jorge Dubatti, dice en uno de sus textos, que se llama ” El Teatro Teatra” que hay varias coordenadas, ejes o criterios para poder elaborar un discurso y analizar e incluso, evaluar las obras a las que nos enfrentamos.

La primera es la ADECUACIÖN.  Sobre ésta refiere que tiene que ver con la mirada del espectador, crítico-analista de lo que plantea la POETICA que se despliega ante nuestros ojos. Dubatti se pregunta

que quiere proponer  la obra, dentro de que género y estructuras del espectáculo, que me pide que haga ¿ Qué pretende ofrecer?

Dubatti llama a esta adecuación, principio de amigabilidad o disponibilidad de la mirada crítica. Sobre este punto ya he hablado en el primer artículo que escribí en este blog.

“El espectador se torna así en un compañero, un CUM- PANE, alguien que comparte el pan con el artista”.

En mi experiencia, esta poética de” hablemos a calzón quitado” me propuso sentir con intensidad una diversidad de emociones desde el comienzo, fundamentalmente afecto , ternura y cariño por el personaje Juan, realizado tan bien, excelente trabajo de Ulises Pafundi.

Desde lo que  ofrece la obra, son una multiplicidad de acontecimientos. Nos habla de una época que son todas las épocas, con sentimientos como los de libertad, de necesidad de cambios, de amor, de sexo, etc, etc…

Es una obra donde se comparte el pan con el artista, se produce ese acontecimiento. Y ellos, todos los que actúan, se ofrecen para compartirlo con nosotros. Se da un intercambio, sobre todo emocional , pero que a uno lo hace pensar durante la obra y después, cuestionarse, preguntarse y no se sale de la misma manera que uno entró, Hay una transformación ; al menos en mí, lo provocó.

Y esto es muy importante que ocurra en un espectáculo, ya que esa pequeña o gran transformación

es el acontecimiento que el teatro produce.

Teatro: ” Sonata de Otoño”

Esta obra está dirigida por Daniel Veronese, quien dice de ella :” que es una de esas obras que, cree que no deja a nadie afuera; todos somos padres, madres, o hijos huérfanos de amor y de odio, o seres  deseosos  de tener a alguien a quien cuidar o temerosos de que no nos cuiden “.

El elenco cuenta con Cristina Banegas, María Onetto, Luis Ziembrowski y Natacha Córdoba.

Para mi esta obra representa  un clásico, ¿porqué? ¿Qué es un clásico? Algo que tiene vigencia e importancia en cualquier época de la historia.

¿Qué función cumple la familia?

El rol de madre ( Cristina Banegas) no es la que le da vitalidad a la familia, ni sentimiento de seguridad y protección, no es la que alimenta la autoestima de sus hijas o compensa de alguna manera los déficits que existen desde siempre en este tipo de familia. Estos elementos creo que los encuentra ella en su actividad, que es la música, sus viajes por el mundo, el amor a sí misma o el amor que le dispensan los demás seres. Es su necesidad de ser amada. Pero que ocurre con el intercambio de estos afectos, ¿ esta madre puede amar a otros o entregarse  o entregar amor?

A sus hijas, estas pérdidas reiteradas de la madre, sus partidas constantes las han trastornado bastante,  Eva se anima a decírselo  de frente durante la visita, después de 7 u 8 años de ausencia.

Esta obra transmite la gran fijación y sometimiento a esta madre. Los dolores enormes por partidas, ausencias son duelos difíciles de elaborar. El sentimiento de soledad en ambas hijas.

La importancia radica en la aparición de lo nuevo, en la presencia del marido de Eva, que de alguna manera impide que ellas queden atrapadas totalmente en ese pasado. Les da seguridad, afecto, las protege y logra compensar un poco las disfuncionalidades.

El hijo de la pareja también es un proyecto nuevo, de intento de cambio.

Ahora quiero referirme a Pirandello, a quien admiro, en lo que dice en relación a la complejidad del ser: ” encierra demasiadas cosas como para permitirnos opinar sobre él. En su obra – Así es, si así os parece-, existe  un alter ego que maneja los hilos y un yo pequeño en el resto de los personajes del drama. Nos permite como espectadores indagar en la conducta del otro. El teatro nos convierte en verdaderos psiquiatras de la realidad.

El tema de la búsqueda de identidad, quienes somos y como somos distintos según en quien nos miramos”.

Sobre Teatro

Algunas frases que creo que las leí en Roland Barthes:

En el acontecimiento, eso que ocurrió acontece porque otro lo mira.

En el teatro vivo, el actor compone, no reproduce.

Un  metalenguaje es una obra dentro de otra.

Brecht proponía alejar al objeto para conocerlo, alejar lo familiar.

Para Meyerhold uno trabaja en algo de uno, si lo alejo, lo veo extraño.

En Aristóteles aparece el concepto de identificación, una identificación con el héroe.

El antihéroe sufre porque quiere conseguir algo y le cuesta.

Para Brecht el teatro tiene que modificar la realidad. Es una postura política contraria a Aristóteles, donde la identificación es la muerte de la política.

Siguiendo con Brecht, éste incluye al espectador. En teatro, cuando se rompe la cuarta pared se apela al público. Se interrumpe para romper el efecto de identificación.

El arte, el teatro y el sueño

Jorge L. Borges dice ” el arte sucede” ; Jorge Dubatti dice “el teatro es acontecer”.

Digo: transcurrimos en el teatro como en un sueño, nos conmociona, son imágenes vivas.

Nos conmueve y queda en nosotros aquello que nos importa y que nos permite construir a posteriori desde esas imagenes que hemos visto y lo que hemos escuchado.

Hay un saber que nos transmite una obra de teatro. Le reconocemos, como dice Dubatti, saberes simbólico-poéticos.

Entonces me intereso por saber de esos símbolos y de su poesía.

Imagenes vivas que acontecen y agregaría impresiones vivas que suceden que algo saben y nos transmiten, llenas de poesía y de símbolos y que luego, al terminar la función, nos llevamos con nosotros…como dice Borges,  ese misterio hermoso que hace que el arte suceda.

Artaud y el teatro

Artaud propone un teatro serio que trastorne todos nuestros preconceptos y actúe en nosotros como una terapéutica espiritual. Tiene la idea de que en la llamada poesía hay fuerzas vivientes, fuerzas de la antigua magia

Arte vital:  fusión del arte con la vida.

UNA APOXIMACION A INCRIMINADOS

Quiero divulgar un trabajo propio que presenté en la Escuela de Espectadores de Teatro, a la que concurro desde hace aproximadamente 6 años.

Lei el artículo que escribió Jorge Dubatti:” Un espectador que comparte” y me quedé pensando algunas cosas . Por ejemplo, en las preguntas que aparecen allí. ¿estamos los espectadores y los críticos preparados para penetrar en el secreto de los espectáculos ,que los artistas ofrecen como el pan? ¿sabemos que es lo que estamos gustando? .

Me parece que penetrar en el secreto de los espectáculos no es tarea sencilla, ya que uno hace una lectura que está atravesada por todo aquello que estimula en cada uno de nosotros.

En mi, provocó una búsqueda de información y algunas reflexiones que deseo compartir. Por ejemplo, encontré que :  Wainer dice que el teatro, cuando abre a otras lecturas, se resignifica. Se da un cruce de lecturas que permite experimentar al otro.

Según Andrea Garrote: ” Construimos el lazo de solidaridad con el otro. El arte tiene que ser algo donado para todos.”

Y para Mauricio Kartun: ” el arte es el lugar donde nuestro tiempo nos permite reelaborarnos a nosotros mismos , mirándonos de una manera diferente”.

Siguiendo con el artículo de Jorge: ” La disponibilidad y la amigabilidad favorecen el encuentro con lo otro que hay en cada obra”.

Entonces me preparo a penetrar y a gustar de esta obra de teatro INCRIMINADOS y veamos que sale.

Alguna de las palabras expresadas por Leonor Manso, su directora, en la Escuela de Espectadores de Teatro fueron:  que fue un desafío para ella poner en escena un texto así, donde la existencia es la situación, donde el hombre es más que la sujeción a las reglas y el arte lo expresa .

En Blog de teatro leí que frente a la pregunta ¿ de que trata Incriminados?, el autor de este texto y obra de teatro : PETER HANDKE, se hace una pregunta existencial: ¿para que venimos? ¿para qué estamos acá?, es el gran interrogante de la filosofía y por lo tanto la gran pregunta humana. y uno tiene que encontrar la respuesta.

Los personajes en la obra, aparecen de repente, cuentan como fueron creciendo y se transformaron en seres sociales , como un gran mérito.  Dicen que ser seres sociables incluye pagar cuentas.

Leí que Leonor Manso le cambia el nombre a la obra, que en alemán es Autoacusación. Ella le pone INCRIMINADOS que supone , para mi, un compromiso social.

Buscando en el diccionario de María Moliner la palabra incriminar, encontré: ” de crimen, imputar a alguien un delito o falta grave”.

A partir de estas lecturas, si pensamos para qué estamos acá y esto supone un compromiso social, si estamos incriminados, entonces no se trata de acusar a otros o imputar a los demás por las faltas o fallas graves en lo social. Como dice Jorge Dubatti en el artículo que ” está haciendo falta cada vez más un espectador compañero, el que come su pan con el otro”. Así como esto sucede en el convivio teatral, así también lo podríamos ubicar en el convivio social. Tal vez de eso se trate un poco el pan que ofrece este espectáculo.

Seguí buscando material y encontré algo más que dice la directora, Leonor Manso, sobre la obra: que “la vida es prestada, que damos una vuelta y nos vamos” . Esto de damos una vuelta me conectó con la banda de Moebius que forma parte de la escenografía de la obra.¿ qué es la banda de Moebius? Es una superficie reglada, al desplazarse a lo largo de la cinta, se llega al punto de partida con la orientación invertida, El anillo de Moebius representa , para mi,  un símbolo de los opuestos que coexisten. 

Hay un texto de Cortazar ” LA PROSA DEL OBSERVATORIO”, donde dice algunas cosas que encuentro que en algún punto tiene relación con la obra teatral, al menos en la lectura que puedo hacer.

Dice allí: ” habrá que seguir luchando por lo inmediato, compañero, porque Holderlin ha leido a Marx y no lo olvida, pero lo abierto sigue ahí………..anillo de Moebius de una figura del mundo donde la conciliación es posible, donde anverso y reverso cesarán de desgarrarse, donde el hombre podrá ocupar su puesto en esa jubilosa danza que alguna vez llamamos realidad”.

Podríamos decir que lo que comparten es una idea que está atravesada por el simbolismo de esta figura de Moebius, donde queda abierto algo en relación al mundo por lo que hay que seguir luchando como compañeros, para que el hombre pueda ocupar su puesto, su lugar en una realidad social compartida.

En el trayecto que recorremos desde que llegamos a este mundo, en el pasaje por esa cinta en la obra, pasan muchas cosas. Pero ocurre que queda abierta la posibilidad de cambio, de dar la vuelta y salir de otra forma .

De reelaborarnos a nosotros mismos, como dice Kartun o de construir ese lazo de solidaridad con el  otro.

Hilda Zybert